Acercarse a la mente de un/a acosador/a puede no ser fácil, si has sido víctima de acoso entenderás de lo que estoy hablando. A cualquiera que no presente un perfil psicológico de este tipo puede resultarle verdaderamente complicado comprender y asimilar el cómo y el porqué de una personalidad acosadora. Por ello, ser capaz de reconocer cuando te encuentras ante alguien así puede resultar muy ventajoso. Es, por así decirlo, como adelantarse a su jugada.

Las personas que sufren acoso, aún siendo las víctimas de la trama, se sienten invadidas por un devastador sentimiento de culpabilidad el cual es promovido precisamente por la persona que acosa, por eso se vuelve tan importante que la víctima conozca la mente de su verdugo. Entender el mecanismo psicológico que gobierna la mente de una persona de este perfil puede suponer para la víctima de mobbing algo realmente liberador.